Tres quesos veganos.

Quesos, ¡oh sí! ¿A quién no le gusta el queso? en honor a la verdad lo más difícil para mi fue dejar el queso. Asistía a charlas de salud donde médicos vegetarianos nos explicaban lo dañino que es, aparte de que la leche favorece al cáncer y otras enfermedades contemporáneas, el queso se pega en el intestino, dificulta la digestión, etc. Y no solo eso, los quesos de hoy ni siquiera tiene leche como ingrediente principal y si tenemos suerte esta hecho de papa. Así es, los quesos del mercado, debido a la alta demanda de productos lacteos, son elaborados a base de mantecas animales (incluyendo la de cerdo) y almidones. Así que, si consumes queso creyendo que obtendrás los “beneficios” que publican de la leche lamento decirte que no así.

Como les dije al principio me costó mucho dejarlo. Pizzas, lazanas, pasteles, cremas; definitivamente un paladar muy pervertido aun conociendo lo dañino que es. A pesar de que lo disminuía de mi dieta no lograba dejarlo del todo hasta que supe la verdad de la industria lechera. ¡Oh no! En el vídeo no hubo sangre, ni animales golpeados a palos. No, nada de eso. Solo hubo una vaca pariendo un ternero. El ternero nunca bebió la leche de su madre. Mugía y mugía porque tenía hambre, pero nadie lo socorría. Era un macho y los machos no son necesarios en esta industria. Así, si nace hembra es alimentada por un catéter (no bebe la leche de su madre), si nace macho y no es enviado al matadero para servir de cena, se le dejará mugir por su madre hasta que muera de hambre. ¡HAMBRE! No vi golpes, no vi sangre, solo vi a un ternero mugiendo de hambre. Eso me rompió el corazón y por consecuencia ahora me tienen aquí preparando quesos sin crueldad. ¡Y sanitos!

No es la primera receta de queso que comparto con ustedes, ya que en esta página también pueden encontrar un Queso de Anacardo muy bueno para rebanar y rallar (haz click aquí para acceder a esta receta).

El queso de anacardos y la variedad de quesos que les prensentaré a continuación no estriñen, no intoxican el cuerpo, te nutren y saben deliciosos. Así que después de esta introducción donde le resumo mi experiencia con este producto lácteo les presento estos tres quesos veganos que les encantarán (haz click sobre el título o la imagen para acceder):

Salsa tipo cheddar para nachos. Dos versiones igualmente deliciosas.

Cheddar portada

Fondue de queso de frijol (poroto) blanco. Especial para quesadillas y empanadas.

Fondue Portada

Ricota de almendras. Esta me encanta en lasañas.

Ricota portada

Ahora espero que disfruten como yo de estas delicias. ¡Bon Apetite!

SALSA TIPO CHEDDAR PARA NACHOS (y otros).

Cheddar vegano
Sorry, jeje, es que no tenía nachos en el momento de la foto, ups!

A continuación le enseñaré esta deliciosa Crema Cheddar , que no solo sirve para los nachos, sino también para prepararse macarroni con queso, verter sobre pizzas, UF! y un sin fin de ideas que puedas imaginar. Te presentaré la receta completa a base de papa y zanahoria y también un resumen de la misma, pero a base de anacardos (castañas de cajú). Ambas son deliciosas, cremosas, fáciles y rápidas de preparar. Necesitaras:

2 tazas de papa picada.

1 taza de zanahoria picada.

1/2 taza de agua.

1/4 de aceite de olivo extra virgen.

1 cda de jugo de limón.

3 cdas de levadura nutricional.

1/2 cdita de ajo en polvo (o un pequeño diente de ajo)

1/2 cdita de cebolla en polvo (o 1 cda de cebolla fresca picada.

Una pizca de cayena en polvo (opcional).

1 cdita de sal marina (o céltica)

Preparación Queso para Nachos

Hervir la papa y la zanahoria hasta que estén suaves y blandos. Dejar enfriar unos 10 minutos.

Batir la papa, la zanahoria y el resto de los ingredientes a máxima velocidad en la licuadora durante 3 minutos. Si la licuadora es de alta potencia mejor será el resultado.

*Variación: En vez de utilizar papa, zanahoria y aceite, se deja en remojo durante 8 horas 1 taza de anacardos (castañas de cajú) se escurren y se licua durante 2 minutos (o más si es necesario) con 1 taza de agua, un trozo de morrón rojo (de 1/4 a 1/2 morrón según el tamaño) y el resto de los ingredientes. Luego se hierve hasta que espese. Los anacardos le dan un sabor especial en esta versión.

**Lo puedes utilizar en panes, galletas, torlillas e incluso como salsa de queso para pastas. En el ultimo caso, si está muy espeso, se le puede agregar un chorro de leche de almendra sin azúcar (u otra leche vegetal) y extra levadura nutricional para diluirla un poco; así se mezclará mejor con la pasta.

Fondue de queso de frijol (poroto) blanco.

Quesadilla

Este “queso” queda muy bien en quesadillas, empanadas, sobre el pan, y su ingrediente clave es la harina o fécula de tapioca. Este ingrediente se obtiene de la yuca o mandioca. Se digiere fácilmente, no contiene gluten, y es un gran suavizante y protector de las mucosas digestivas. La harina de tapioca le da la textura chiclosa que necesitamos para darle un aspecto a queso derretido. A mi marido le encanta este queso en tortillas con tomate y albahaca, creando algo así como una “quesadilla italiana” (ya se, las quesadillas son de México, pero es solo una idea). Para esta receta se necesita:

1 1/2 a 2 tazas de poroto (frijol) blanco o canelo cocido y escurrido (aproximadamente una lata).

1 taza de agua.

3 cdas de harina de tapioca.

1/2 cdita de ajo en polvo.

1/2 cdita de cebolla en polvo.

3 cdas de aceite de olivo extra virgen.

El jugo de 1/2 limón (opcional).

1/2 cda de levadura nutricional (opcional).

Sal marina o céltica a gusto.

Preparación Queso de Frijol

Se deben batir todos los ingredientes, menos el aceite, en la licuadora a máxima velocidad hasta obtener una crema.

Luego, en una olla o sartén antiadherente se calentará a temperatura media sin dejar de revólver hasta que de el hervor; de apoco se le irá agregando el aceite hasta que se obtenga la textura similar a un fondue.

Servir caliente. Se puede utilizar para rellenar empanadas, calzones o tortillas y darle un toque a queso derretido.

Ricota de Almendras

Ricota de Almendras

Para los fanáticos del queso crema aquí les comparto esta receta, súper , pero súper fácil de hacer.

Yo la uso en lasañas y quedan especial. También en galletas saladas, pan, acompañados de cibulet o mermelada. Combina con todo. Solo se necesitan 4 ingredientes y estos son:

1 taza de almendras blancas (sin cascara) remojadas durante mínimo 3 horas.

1 taza de agua.

El jugo de un limón mediano.

Sal marina o céltica a gusto.

Preparación Ricota

Lo primero que haremos es tirar el agua de remojo. No la necesitamos.

En una licuadora se tritura a alta velocidad las almendras escurridas, y el resto de los ingredientes durante un minuto (o más según la potencia de tu licuadora).

Luego en una olla o sartén se lleva a hervor hasta que espese y se obtenga la consistencia deseada.

Servir frío o caliente. Dura varios días en el refrigerador.

Pan y Ricota