Rollos de Canela (Bajos en grasa y azucar)

Fotor_144675642290452

Una vez más los saludo para compartir una receta con ustedes. Como ya se habrán dado cuenta me encanta hornear. Amo las harinas, los cereales y la infinidad de recetas que se pueden crear con estas. También me encanta el desafío de lograr texturas y sabores sin la necesidad de huevo o leche, ingredientes que en la repostería tienen mucho peso y para muchos es prácticamente imposible tener buenos resultados si no están presentes en la lista.

Pero hoy sabemos que podemos disfrutar de deliciosas texturas reemplazando el huevo por leche vegetal, Maizena, compota (salsa) de manzana, plátano molido o linaza -este último es el que utilizo en la receta.

Otro desafío es reducir el consumo de azúcar -ojo, que cuando me refiero al azúcar son esos granos blancos o dorados con los que endulzamos el té y NO a la fruta. La verdad es que me encanta lo dulce, disfruto horneando postres y me limito muy poco con este ingrediente. Mas ahora decidí optar por una alternativa saludable: Los dátiles, una fruta sabrosa que endulza como ninguna otra.

El relleno original de los rollos está preparado con mantequilla (o margarina), azúcar y canela, pero yo preparé una base de “dulce de dátiles”. Así es, sólo tomé agua, dátiles, le agregué canela en polvo y prescindí de la mantequilla y el azúcar -eso si, no pude evitar triturar un poco de azúcar para el glaseado, no por sabor, sino más bien por estética. Toma un buen tiempo prepararlo (mínimo 1 hora y media), pero estarás totalmente satisfecho del resultado final. A mi esposo le encantó y se que a ustedes les encantará también.

Para esta receta necesitan:

MASA

1 1/2 tazas de harina integral

1 1/2 tazas de harina blanca

2 cditas de levadura instantánea*

2 a 4 cdas de azúcar rubia orgánica

1 “huevo” de linaza (2 cda de linaza licuada con 1/2 taza de agua)

1/2 taza de leche vegetal (o agua) tibia

2 cdas de aceite vegetal

RELLENO

1 taza colmada de datiles (se deben remojar mínimo 3 horas)

1 taza de agua

2 cucharadas de canela en polvo

FINALMENTE

Un poco de azúcar en polvo para decorar.

En la licuadora se pone el agua y la linaza (si tienes una licuadora personal lograrás mejores resultados) y se bate aumentando la velocidad hasta llegar a la máxima por 2 minutos (puede ser menos pero depende de las revoluciones de la máquina). Otra alternativa es hervir la linaza (en este caso con una cucharada sería suficiente) en el agua para que quede espesa y babosa como la clara de huevo. Se deja enfriar 10 minutos y se pasa por el colador. Batir un poco antes de agregarlo a la mezcla.

A parte, en un bowl, se mezcla muy bien las harinas con la levadura* y el azúcar.

En una vasija se baten los ingredientes humedos y se agrega de a poco a la harina, batiendo con la mano hasta obtener una masa firme. Dejar reposar 10 minutos.

Mientras reposa la masa se llevan los ingredientes del relleno a la licuadora y se baten a máxima velocidad hasta que este bien triturados los dátiles y obtener una pasta similar al dulce de leche (manjar, arequipe, cajeta), pero con sabor a canela. Reservar.

Fotor_144675625187052

Una vez terminado los 10 minutos, se estira la masa en forma rectangular (aproximadamente 25 x 40 cm) hasta que quede con no más de 1 cm de grosor (1/2 pulgada aprox.). Sobre esta se unta el dulce de dátiles y canela hasta quedar completamente cubierta y se enrolla con cuidado, sin presionar, desde uno de los extremos más largo hasta obtener un cilindro.

Fotor_144675635628221

Con la ayuda de un cuchillo se corta el cilindro en porciones de 4 ó 5 cm de largo y se van acomodando en una charola antiadherente para horno (le puedes poner papel para hornear si es necesario). Se deben dejar reposar entre 40 minutos y una hora en un lugar calido antes de llevarlos al horno, para que aumente de tamaño la masa.

Precalentar el horno a 350°F/180°C (yo dejo el pan sobre la estufa mientras se calienta el horno para que agarre el calor y leude mejor).

Fotor_144675672957189

Una vez pasado el tiempo de reposo se hornea durante 15 minutos. Ya listos, se dejan enfriar y finalmente se le espolvoreas un poco de azúcar en polvo si así lo deseas.

Ya vez, es una receta un poco larga, pero vale la pena cada minuto. Tiene gran sabor y es una alternativa saludable para endulzar los días.

*Nota: La levadura instantánea no necesita prepararse previamente como la regular y eso ayuda a ahorrarnos un poco de tiempo. Si no consigues levadura instantánea perfectamente puedes utilizar la regular. Está se debe disolver en 3 cucharadas de agua tibia y una cucharada de azucar para activarla. Las instrucciones del paquete varía según la marca, pero en general, una vez activada la puedes agregar a la receta, la masa obtenida se deja reposar una hora antes de darle la forma final a tu pan. Y por último, antes de hornear se debe dejar reposar una hora más para que suba el doble del volumen.

Brownies de Poroto (Frijol) Negro

Fotor_144557185194550

En la entrada de esta semana compartiré un receta que me ¡mató! Tanto me gustó que la volví a preparar al día siguiente y a mis invitados les encantó. ¡No quedó nada! incluso vi que guardaron más de uno en sus bolsas.

La verdad, estuve pensando en estos brownies hace mucho, y como había preparado frijoles negros para comer pensé “omitiré la sal y los condimentos para guardar un poco para el postre”, así que comencé a buscar en internet y me encuentro con chocolatecoveredkatie.com y minimalistbaker.com; ambos tiene dos maravillosas versiones de estos magníficos brownies y yo tomé algo de aquí, mucho de allá y un extra mío para ver que salía y ¡voila! No podrás comer sólo uno.

Brownies de Frijoles

Lo que me encanta de esta receta es que es muy fácil de hacer, saludable, aporta fibra, no tiene gluten (celíacos, ¡a disfrutar!) y no toma mucho tiempo. Así que dejaré tanta introducción para ir de lleno a los ingredientes. Se necesita:

Aprox. 2 tazas de porotos (frijol, judía) negros escurridos (no más de 2 tazas ni menos de 1 1/2).

2 huevos de linaza (1/4 taza de linaza licuado en 1 taza de agua hasta que este espeso y “baboso”).

1/4 taza de maicena (fécula de maíz)

3 cdas de aceite de coco (u otro aceite vegetal)

4 cucharadas de algarrobo en polvo (o cacao)

1 cdita de bebida de cereal tostado en polvo (Roma, Pero, Monterrey, Eco, la que vendan en tu país) disuelta en 2 cdas de agua.

1 cdita de extracto de almendra (o vainilla)

1/2 taza de azúcar morena orgánica.

Una pizca de sal marina o rosa.

Chispas de chocolate y nueces.

Calentar el horno a 350°F/180°C.

Primero se prepara el huevo de linaza. Para conseguir la consistencia necesaria probablemente se necesite procesar hasta 2 minutos a máxima velocidad, pero todo dependerá de las revoluciones de tu licuadora.

Luego, en la misma licuadora o, quizá mejor, en una picadora (procesador de alimentos) vertemos todos los ingredientes (menos la chispas y las nueces) y batimos hasta que esté bien mezclado todo.

Mezcla Brownie de Frijol

Finalmente, dividimos la mezcla en los moldes para muffins ya preparados, ponemos sobre cada brownie chispas de chocolate y/o nueces a gusto y se hornea por 25 minutos.

Antes de quitarlos del molde se debe dejar enfriar mínimo 30 minutos.

Brownies de Frijol 1

Te aseguro que te encantará a ti y a toda tu familia. Jamás imaginarán que el ingrediente principal de estos brownies son ¡frijoles! Que lo disfrutes 😉

Panes de Garbanzo y Arroz

IMG_20151008_153833

¡Hola a todos!

He estado perdida por muchos días pero aquí me tienen de regreso con algunas buenísimas recetas. En esta entrada compartiré con ustedes una sencillísima, para hacer pan sin gluten. El gluten es la proteína que se encuentra en algunos cereales como el trigo y la cebada y muchas personas no les cae nada bien, así que esta receta será de gran ayuda para ti si eres celíaco (intolerante al gluten) además de ser muy nutritiva, rica en fibra, carbohidratos y proteínas.

Para esta receta yo preparé mi propia harina de garbanzo, pero tu la puedes conseguir en el comercio. También necesitarás harina de arroz y de yuca (tapioca). Aquí te van los detalles:

1 1/2 tazas de harina de garbanzo

1 1/2 tazas de harina de arroz

1/4 taza de harina de tapioca (yuca)

1/4 taza de fécula de maíz (Maizena)

3 cdas de harina de linaza

3 cditas de polvos para hornear (de preferencia sin aluminio y baja en sodio)

Una pizca de sal

1 cda de levadura nutricional (opcional)

2 tazas de agua

El jugó de dos limones medianos (para quitar ese sabor amargo del garbanzo)

IMG_20151008_153425

Precalentar el horno a 210°C/425°F

El procedimiento es muy fácil. Primero se mezclan los ingredientes secos revolviendo muy bien con un batidor de mano.

IMG_20151008_153503

Luego se agrega el agua y el jugo de limón revolviendo constantemente con una cuchara de palo. No dejar de revolver por 5 minutos hasta que de mezcle muy bien. Quedará una masa suave y algo pegajosa. No se puede moldear con las manos.

IMG_20151008_153641

IMG_20151008_154037

Con la ayuda de una cuchara pondremos las porciones en una charola para horno preparada y lo hornearemos durante 15 minutos. Deben quedar doraditos por fuera y suaves por dentro. Dejar enfriar 5 minutos antes de servir.

IMG_20151008_153741

Mi esposo y yo los comimos con palta (aguacate), margarina y mantequilla de maní. Es una excelente y nutritiva alternativa al pan de trigo. Que lo disfruten 🙂

Quequitos con chispas de chocolate o algarrobo.

quequito choco 1

¡Ayayay! ¿A quien no le gusta el chocolate? La verdad, a muy pocas personas y realmente no los comprendo, jejeje, pero se que a la mayoría nos encanta y queda bien con todo. Lo maravilloso es que la naturaleza nos ha dado alternativas aún más saludables que el cacao (ya que este contiene cafeína y no es del todo bueno, a pesar que nos ayuda para alguna cosas) y esta es el algarrobo. El algarrobo es una vaina (así como aquellas en donde viene el poroto/frijol o arveja/chícharo) que contiene una semilla muy saludable, sin contraindicaciones y perfecto para aquellas personas alérgicas al chocolate (que tristeza, no?) o simplemente quieran algo menos estimulante, pero de gran sabor. Así que se lo recomiendo. No notaras la diferencia entre uno y otro además de agregar extra salud a tu vida.

Pero si en tu localidad no logras encontrar chispas de algarrobo, las de chocolate estarán bien, solo procuremos que no contengan productos de origen animal (como el chocolate de leche; estos puedes encontrarlo entre los alimentos antialérgicos o tiendas veganas), ya que, como dice el dicho, “una vez al año no hace daño”.

quequito choco 2

quequito choco 3

Muy bien, después de esta introducción vamos de lleno a la receta. Los ingredientes son:

1 taza de harina integral.

1/3 taza de harina blanca.

1/2 taza más 2 cdas extras de azúcar morena (tampoco queremos abusar del este endulzante).

2 cditas. de polvos para hornear (levadura química de preferencia sin aluminio y baja en sodio).

Una pizca de sal (opcional).

1 taza de leche vegetal.

4 cdas. de linaza más 1 taza de agua.

2 cditas. de esencia de vainilla (procurar que sea vegetal).

1/3 taza de chispas de chocolate o algarrobo.

1/3 taza de nueces picadas.

Lo primero, como siempre es calentar el horno a 180°C (350°F).

En la licuadora batiremos la linaza y el agua durante un minuto hasta obtener una mezcla espesa y “babosa” similar al huevo (si tienes una licuadora personal obtendrás mejores resultados). Reservar.

En un bowl para batir mezclaremos los ingredientes secos, como las harinas, los polvos, el azúcar y la sal.

Verter y batir a mano con una espátula los ingredientes líquidos como la leche y el huevo de linaza, también la vainilla, hasta que quede bien mezclado y de textura suave.

Finalmente se revuelven las chispas y nueces.

quequito choco 4

En un molde preparado verter la mezcla y hornear durante 40 minutos o hasta que al enterrar un palito o cuchillo salga seco (mientras no se tope con una chispa).

quequito choco 5

Dejar enfriar antes de servir.

quequito choco 6

Pastel (queque) de Manzana Vienés

Queque de Manzana

Esta es una de mis recetas preferidas. Me encanta con una taza de té a la hora de la merienda. A pesar de que son tres etapas en la preparación no toma mucho tiempo. Solo debes tener los ingredientes necesarios a la mano. También lo que me gusta de esta receta es que puedes variar en las frutas, en vez de manzana he utilizado duraznos enlatados y, aún mejor, mango fresco (en una nota al final daré los detalles de estas variaciones). Otra característica importantísima de esta receta es que esta hecha de harinas 100% integral, con una textura y sabor maravillosos. Es que está realmente riquísimo y súper saludable. Yo me lo como sin culpa, así que ya dejare de decir lo fantástico que es este pastel y vamos directamente a los ingredientes. Necesitarás:

RELLENO

2 manzanas finamente rebanadas

2 cucharadas de azúcar morena

1/2 cdita. de canela en polvo

1/2 cda. de fécula de maíz (Maicena) disuelta en 1/2 taza de agua.

CUBIERTA

1/2 taza de avena

1/2 taza de harina integral

1 pizca de sal

1/2 de nueces y/o coco rallado

3 cdas. de néctar de agave ó 3 cdas. de azúcar morena más 2 cdas. de agua.

MASA

1 3/4 taza de harina integral

1 taza de leche de coco u otra leche vegetal

1 cda. de linaza más 1/2 taza de agua (Si no tienes linaza puedes utilizar un total de 1 1/2 de leche de coco)

1/2 taza de azúcar morena

2 cditas. de polvos para hornear (levadura química. Yo utilizo una sin aluminio y baja en sodio)

1 pizca de sal

Queque de Manzana 1

Muy bien, como siempre comenzaremos calentando el horno a 180°C/350°F.

En una olla a temperatura media pondremos las manzanas, la canela y el azúcar,se revuelve bien durante uno a dos minuto. Luego, sin dejar de revolver, se le agrega la maicena disuelta en agua. Una vez espesa se apaga y se reserva.

Para la cubierta, en un procesador de alimentos (picadora) se agregan todos los ingredientes secos y se procesa por un minuto. De apoco se le agrega el néctar (o agua) y se continua batiendo hasta obtener una especie de migas húmedas.

Aparte en un bowl se comenzará a preparar la maza mezclando bien la harina, el polvo de hornear, el azúcar y la sal. En una licuadora batiremos por un minuto la linaza y el agua (agregar un poco de leche si es necesario) para finalmente verterlo en el bowl junto a la leche, batiendo muy bien todos los ingredientes y así lograr una mezcla homogénea.

En un molde redondo de 20 centímetros (9 pulgadas) ya engrasado vertemos primero la masa. Sobre ellla se pone las manzanas y finalmente se “espolvorea” con la ayuda de los dedos la cubierta.

Hornear de 30 a 35 minutos. Servir frío.

Queque de Manzana 2

*VARIACIÓN: En vez de manzana, azúcar, maicena y canela utilizar duraznos enlatados  picados en cuadritos. Se puede utilizar una lata de 12 oz. **También se puede reemplazar por 1 o 2 mangos frescos maduros picados. ¡Queda delicioso!

Queque de Manzana 3

#NOTA: En el pastel de las fotografías se preparó doble masa.

Gofres de Avena (Waffles)

gofres (waffles)

Estos gofres o waffles son muy fáciles de hacer, no toma mucho tiempo y a todos les encantará. Aporta fibra, no lleva azúcar y te dará energía duradera para comenzar el día. Si no tienes mucho tiempo puedes prepararlo el día anterior, guardarlo en el refrigerador y calentarlo en el tostador la mañana siguiente. Los ingredientes son los siguientes:

2 tazas de agua.

1 cdita de esencia vainilla.

2 cdas de pasas o dos dátiles.

1 taza de avena instantánea.

1/4 taza harina de arroz o polenta (corn meal).

1/4 taza linaza (de preferencia en polvo o triturada).

1/4 taza de anacardo (semilla de marañón o castañas de cajú).

2 cucharadas de fécula de maíz  (Maizena).

1 cda de stevia.

1/2 cdita de polvos de hornear (levadura química).

Primero calentamos la máquina para hacer gofres.

Luego ponemos todos los ingredientes en la licuadora y batimos hasta obtener una masa líquida (aproximadamente 1 minuto).

Mezcla gofres mezcla gofres 2

Vertemos parte de la mezcla en la máquina para gofres, lo tapamos y se cocina según el tiempo indicado en el manual de manufactura o hasta que leude y esté dorado.

gofres y tofu

En mi maquina para gofres obtengo de 3 a 4 gofres que cubren todo el plato.

Lo puedes servir con fruta fresca, mermelada o sirope.

¡A disfrutar!

Pay de Calabaza

Pay de Calabaza

Aquí en el norte del mundo han llegado las nubes, la lluvia, el frío, y ¡las calabazas! Para ser honesta creo que no son muy apreciadas ya que terminan hechadas a perder afuera de muchas casas como decoración otoñal, o de halloween con sus caritas espeluznantes. Cuando llega diciembre las tiran y las remplazan por un reno, un hombre de nieve y un Santa Claus.
Pero yo prefiero tenerlas en mi cocina, hecharlas a cocer y preparar los más deliciosos platillos y postres de otoño e invierno. Así que aquí está uno de mis preferidos: Pay de Calabaza. Un postre aromático, dulce y saludable, ya que, como se imaginarán, está preparado sin huevo ni leche, así que olvidense del colesterol. Bueno, ya no digo más y vamos al grano. Para este postre necesitas:

La Base

1/2 taza de coco rallado
1/2 taza de nueces
3/4 taza de avena instantánea (ó 2/3 harina integral)
Una pizca de sal
2 a 3 cdas de néctar de agave ó 2 cdas de azúcar + 2 a 3 cdas de agua.

Relleno

2 tazas de calabaza/zapallo cocida y molida
1 taza de leche de soya (o de coco o de almendra)
El equivalente a 3 huevos de Ener-G egg (remplazo del huevo) ó 1/4 taza de Maizena + 1/4 extra de leche vegetal.
2/3 tazataza de azúcar morena
1/2 cdta de nuez moscada en polvo
1/2 cdta de gengibre en polvo
1 cdta de canela en polvo

Calentar el horno a 180°C/350°F.

Para comenzar la base se debe poner en un procesador de alimentos el coco rayado, las nueces, la avena y la pizca de sal para que se triture y mezcle bien. Procesar 30 segundos aproximadamente. Lo vertemos en un bowl y le agregamos el agave revolviendo bien hasta lograr una mezcla homogénea y algo quebradiza. Si es necesario se le puede agregar una cucharada más de néctar de agave o agua.
La masa obtenida se extiende con la ayuda de los dedos sobre el molde para pay previamente engrasado. Se le pone un plástico arriba (ejemplo, una bolsa transparente) y se reserva.

Para el relleno en un bowl se agregan todos los ingredientes y se bate con licuadora de mano o batidora de uno a dos minutos hasta que se mezcle todo muy bien.
Verter la mezcla sobre la base del pay y hornear durante una hora.

Se deja enfriar bien antes de desmoldar y servir.

¡Así de fácil! A disfrutar 😉

Pumpkin Pie