Pingüino Vegano (y sin gluten).

¡Hola a todos una vez más! Aquí me tienen para enseñarle una nueva, espectacular y sencilla receta.

Cuando una persona decide ser vegana, también decide dejar muchos placeres. Uno de los más difíciles son los dulces y pasteles. Prácticamente todo lleva huevo y/o leche, y quienes nos hemos comprometido con la causa, no queremos transar. Así que, en está imparable búsqueda, he encontrado esta alternativa, súper fácil de preparar, 100% vegetal y de un sabor que todos van a amar. Si la preparas te lucirás con tus amigos y familiares. Así que aquí estoy para compartir el antojo que me dio el día de hoy y me aventé, como dicen los mejicanos. No fue difícil, ya que sabía cómo hacer un panqué (queque) de chocolate, ya sabía cómo preparar una crema de chocolate y hace poco había aprendido a preparar un frosting (crema) sabor vainilla, así que tomé todo mi conocimiento y lo convertí en este maravilloso “pingüino”. Sí, así como leen, ¡Pingüino Marinela vegano! Pero antes de comenzar con la receta, voy a destacar algo aún mejor para los celiacos: es sin gluten. Así que les dejaré más abajo la foto la harina que utilicé, pero si tú, que estás leyendo esto, te llevas bien con el trigo solo reemplaza la harina sin gluten por una convencional.

Los ingredientes para esta maravilla son:

(Para 12 porciones).

2 tazas de harina sin gluten Bob’s Red Mill 1 to 1 (u otra que se asemeje en tu país)*^

2 cucharaditas de polvos de hornear

1/3 taza de cacao en polvo

3/4 taza de azúcar morena

1/2 taza de café expreso (yo uso decaf o alguna alternativa al café)

1/2 taza de leche vegetal (soya, almendra, coco o arroz)

1/4 taza de aceite vegetal

1 1/2 cucharadita de vainilla.

Frosting de chocolate y Frosting de vainilla.

Calentar el horno a 180*C (350*F).

Primero, en un bowl, mezclamos los ingredientes secos (harina, polvos y cacao). Luego agregaremos el resto de los ingredientes y mezclaremos con una batidora de mano a velocidad media hasta que todo esté bien integrado.

Vertemos la mezcla en 12 moldes para cupcakes ya preparados y se hornea durante 18 minutos.

(Mientras se hornea podemos preparar nuestro Frosting <— ¡haz click!).

Dejar enfriar durante una hora aproximadamente para proceder con la segunda parte.

Una vez fríos los panqués vamos a ahuecar el centro, cortando por arriba como se enseña en la imagen. (Yo utilicé un pela papas)

Solo quitamos un poco del centro, no mucho, y le agregamos nuestra crema de vainilla.

Luego lo tapamos y sellamos encima con la crema de chocolate.

Finalmente decoramos con crema de vainilla simulando al diseño de los Pingüinos Marinela.

Proceder de la misma manera con el resto de los cupcakes y ¡voilà!

Pingüinos veganos y sin gluten. ¿Que más se puede pedir? ¡A disfrutar!

*Nota: Puedes hacer tu propia mezcla de harinas sin gluten también, utilizando •1/4 taza harina de garbanzo •3/4 taza + 2 Cdas de harina de arroz •1/3 taza de almidón de maíz o papa (chuño) •1/4 taza arroruz o almidón de maíz (maicena) •1 cdita de goma xanthan. Si usas esta mezcla te recomiendo agregar la 1/2 taza de café al final y que esta esté tibia-caliente.

^Nota 2: Si no eres celiaco puedes reemplazar la harina sin gluten por una de trigo convencional. Yo generalmente uso mitad blanca y mitad integral.

Anuncios

Falafel y Pan Pita

El año pasado una amiga de Venezuela que estuvo algún tiempo en casa preparo unos falafel realmente deliciosos. Todas las recetas que había visto se preparaban con garbanzo cocido, y así acostumbraba a hacerlo, pero ella los preparó con garbanzos crudos. Buscando una buena receta leí que la versión original es con el garbanzo crudo, así que decidí quedarme con esta.
Ahora, para que la receta sea aún más original, lo acompañe con pan pita. No lo preparaba hace años, así que los primeros no quedaron como deseaba, pero los últimos se inflaron y quedaron huecos en el centro, perfecto para rellenarlos con nuestro delicioso falafel, tahini y vegetales, yummy!!!

Comenzaré con los ingredientes para el Pan Pita, yo utilicé:

1 taza de harina blanca
1 taza de harina integral
1 cucharadita de sal
2/3 taza de agua tibia
1 1/2 cucharadita de levadura instantánea
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de aceite de oliva

Primero, mezclaremos en un bowl las harinas con la sal. Reservar.
En una taza o bowl pequeño mezclaremos el agua, la levadura y el azúcar, se debe disolver muy bien y se debe dejar reposar diez minutos. Después de esos minutos la levadura estará activada, lo notarás porque tomará algo de volumen.
Luego, preparamos la masa añadiendo de apoco la levadura activada y el aceite, sin dejar de revolver, utilizando las manos cuando sea necesario.
Una vez que tengamos una masa compacta y homogénea la dejaremos reposar unos minutos dentro del bowl, cubierto con un paño limpio. Este es el momento exacto para comenzar a preparar nuestro falafel…

Volviendo a nuestra masa, está debe haber tomado más volumen. La amasamos unos minutos y la dividiremos en 6 parte iguales. Antes de comenzar a estirar la masa con un rodillo, se debe calentar un sartén plano (plancha, parrilla o comal) a temperatura media relativamente alta. Ahora sí estiramos la masa, no debe quedar muy delgada, el grosor debe ser un poco mayor a la de las tortilla mejicana (no más 5 milímetros) y procederemos a cocinarla en el sartén, como suele hacerse con una tortilla o crepa (panqueque). La voltearemos máximo dos veces cada 30 segundos aproximadamente ( puede variar según el calor del sartén) y esta se debe inflar para que quede hueca y sea más fácil de rellenar.
Una vez terminados los 6 panes, seguiremos con la parte final de este platillo: el falafel

Falafel (Ingredientes)

2 tazas de garbanzo crudo
1/2 cebolla
4 dientes de ajo
1/4 taza de cilantro y perejil picado
2 cucharaditas de comido en polvo
1 cucharadita de paprika
1/4 cucharadita de cayena en polvo
Sal a gusto

(No olvidemos el aceite para freír)

Primero debemos dejar remojando los garbanzo por 8 horas o durante la noche. Tiramos el agua de remojo y los trituramos muy, pero muy bien en una picadora (procesador de alimentos). Yo tengo uno pequeño así que dividí los garbanzos en dos partes. Finalmente se agrega el resto de los ingredientes en la picadora, procesar hasta que quede finamente picado y mezclado. No estamos preparando hummus, no debe quedar como una pasta, si no finamente picado con una especie de harina gruesa (como la polenta, por ejemplo). Esta mezcla también la dejaremos reposar un rato, mientras terminamos nuestro pan pita.

Ahora necesitaremos otro sartén para freír. Se debe calentar el aceite a temperatura media relativamente alta y una vez caliente formaremos con nuestras manos bolitas de falafel, de aproximadamente 3 centímetros de diámetro, y las iremos incorporando al aceite con cuidado uno a uno. Puedes utilizar las cucharitas de helado pequeñas, si tiene una; serán de mucha ayuda. Yo, como no tengo, usé mis manos.
Voltear las bolitas hasta que estén bien doradas por cada lado, remover del aceite y poner en una fuente con papel absorbente.

Ya que tenemos listo todo, tomaremos nuestro pan pita, lo partiremos por la mitad y rellenaremos con vegetales, tahini y nuestro fabuloso falafel. ¡Ha disfrutar!

Brownies de Poroto (Frijol) Negro

Fotor_144557185194550

En la entrada de esta semana compartiré un receta que me ¡mató! Tanto me gustó que la volví a preparar al día siguiente y a mis invitados les encantó. ¡No quedó nada! incluso vi que guardaron más de uno en sus bolsas.

La verdad, estuve pensando en estos brownies hace mucho, y como había preparado frijoles negros para comer pensé “omitiré la sal y los condimentos para guardar un poco para el postre”, así que comencé a buscar en internet y me encuentro con chocolatecoveredkatie.com y minimalistbaker.com; ambos tiene dos maravillosas versiones de estos magníficos brownies y yo tomé algo de aquí, mucho de allá y un extra mío para ver que salía y ¡voila! No podrás comer sólo uno.

Brownies de Frijoles

Lo que me encanta de esta receta es que es muy fácil de hacer, saludable, aporta fibra, no tiene gluten (celíacos, ¡a disfrutar!) y no toma mucho tiempo. Así que dejaré tanta introducción para ir de lleno a los ingredientes. Se necesita:

Aprox. 2 tazas de porotos (frijol, judía) negros escurridos (no más de 2 tazas ni menos de 1 1/2).

2 huevos de linaza (1/4 taza de linaza licuado en 1 taza de agua hasta que este espeso y “baboso”).

1/4 taza de maicena (fécula de maíz)

3 cdas de aceite de coco (u otro aceite vegetal)

4 cucharadas de algarrobo en polvo (o cacao)

1 cdita de bebida de cereal tostado en polvo (Roma, Pero, Monterrey, Eco, la que vendan en tu país) disuelta en 2 cdas de agua.

1 cdita de extracto de almendra (o vainilla)

1/2 taza de azúcar morena orgánica.

Una pizca de sal marina o rosa.

Chispas de chocolate y nueces.

Calentar el horno a 350°F/180°C.

Primero se prepara el huevo de linaza. Para conseguir la consistencia necesaria probablemente se necesite procesar hasta 2 minutos a máxima velocidad, pero todo dependerá de las revoluciones de tu licuadora.

Luego, en la misma licuadora o, quizá mejor, en una picadora (procesador de alimentos) vertemos todos los ingredientes (menos la chispas y las nueces) y batimos hasta que esté bien mezclado todo.

Mezcla Brownie de Frijol

Finalmente, dividimos la mezcla en los moldes para muffins ya preparados, ponemos sobre cada brownie chispas de chocolate y/o nueces a gusto y se hornea por 25 minutos.

Antes de quitarlos del molde se debe dejar enfriar mínimo 30 minutos.

Brownies de Frijol 1

Te aseguro que te encantará a ti y a toda tu familia. Jamás imaginarán que el ingrediente principal de estos brownies son ¡frijoles! Que lo disfrutes 😉

Panes de Garbanzo y Arroz

IMG_20151008_153833

¡Hola a todos!

He estado perdida por muchos días pero aquí me tienen de regreso con algunas buenísimas recetas. En esta entrada compartiré con ustedes una sencillísima, para hacer pan sin gluten. El gluten es la proteína que se encuentra en algunos cereales como el trigo y la cebada y muchas personas no les cae nada bien, así que esta receta será de gran ayuda para ti si eres celíaco (intolerante al gluten) además de ser muy nutritiva, rica en fibra, carbohidratos y proteínas.

Para esta receta yo preparé mi propia harina de garbanzo, pero tu la puedes conseguir en el comercio. También necesitarás harina de arroz y de yuca (tapioca). Aquí te van los detalles:

1 1/2 tazas de harina de garbanzo

1 1/2 tazas de harina de arroz

1/4 taza de harina de tapioca (yuca)

1/4 taza de fécula de maíz (Maizena)

3 cdas de harina de linaza

3 cditas de polvos para hornear (de preferencia sin aluminio y baja en sodio)

Una pizca de sal

1 cda de levadura nutricional (opcional)

2 tazas de agua

El jugó de dos limones medianos (para quitar ese sabor amargo del garbanzo)

IMG_20151008_153425

Precalentar el horno a 210°C/425°F

El procedimiento es muy fácil. Primero se mezclan los ingredientes secos revolviendo muy bien con un batidor de mano.

IMG_20151008_153503

Luego se agrega el agua y el jugo de limón revolviendo constantemente con una cuchara de palo. No dejar de revolver por 5 minutos hasta que de mezcle muy bien. Quedará una masa suave y algo pegajosa. No se puede moldear con las manos.

IMG_20151008_153641

IMG_20151008_154037

Con la ayuda de una cuchara pondremos las porciones en una charola para horno preparada y lo hornearemos durante 15 minutos. Deben quedar doraditos por fuera y suaves por dentro. Dejar enfriar 5 minutos antes de servir.

IMG_20151008_153741

Mi esposo y yo los comimos con palta (aguacate), margarina y mantequilla de maní. Es una excelente y nutritiva alternativa al pan de trigo. Que lo disfruten 🙂

Queso Vegano de Anacardo (cajú/nuez de la india).

Queso Vegano en Rebanadas

Esta receta, como otras, la debía, pero más vale tarde que nunca.

Esta alternativa al queso me encanta, porque es cremoso y se puede rallar o rebanar y agregar a sándwich, pizza, pasta o a cualquier receta para darle un toque especial. Es fácil de preparar y no toma mucho tiempo. Solo se necesita:

1/2 taza de anacardos (cajú o nuez de la india) crudos remojados durante una noche.

1 taza de agua.

1/2 taza de leche se coco o almendra.

3 cditas de agar agar en polvo.

2 cdas de fécula de tapioca (yuca) o de papa.

1 cda de maizena (fécula de maíz)

2 cdas de levadura nutricional.

1 cdita de ajo en polvo.

1 cdita de cebolla en polvo.

2 cdas de morrón (pimiento) rojo picado (le da un toque de color y sabor).

El jugo de 1/2 limón pequeño.

1 cda de aceite de olivo o de semilla extra virgen (opcional).

Sal marina.

proceso

La noche anterior debemos poner en remojo los anacardos. Al día siguiente se debe tirar el agua de remojo para agregar los anacardos a la licuadora junto al resto de los ingredientes. Licuar durante 1 minuto aproximadamente o hasta que estén todos los ingredientes bien triturados y obtener una textura cremosa.

Verter la mezcla en una olla o sartén y hervir durante 5 minutos a temperatura media- baja sin dejar de revolver para evitar que se pegue.

Finalmente se lleva la mezcla al molde y se deja reposar hasta que cuaje. ¡A disfrutar!

Queso rallado

Lentejas asadas

Esta es una de mis platillos preferidos. Me encanta prepararla en fechas especiales, comidas en familia, fiestas de fin de año, acompañado de arroz o pure y/o la infaltable ensalada, a parte de ser una exelente fuente de proteinas, fibra, y otros nutrientes. Es muy fácil de hacer así que espero que la disfruten. Para esta receta necesitas:
2 tazas de lentejas cocidas y escurridas (1 taza de lentejas secas aprox.)
1 taza de leche vegetal (coco, alemndra, soya, etc.) sin azucar.
1 taza de cereal de arroz inflado o cornflakes o de cuadritos de trigo
(Shredder Wheat).
1/2 taza de cebolla picada.
1/3 taza de morrón picado.
2 ajos molidos.
1/2 cda de tomillo seco.
1/4 taza de cilantro y perejil fresco picado.
1/2 cdita de comino molido.
2 cdas de aceite de olivo.
2 cdas de Bragg liquid Aminos o salsa de soya baja en sodio.
2 cdas de linaza molida.*
sal de mar a gusto.
1 taza de nueces.

(*Si no tienes linaza molida puedes licuar 2 cucharadas de linaza en la leche
vegetal.)
Precalentar el horno a 375F (190C).

En un bowl se revuelven de apoco todos los ingredientes hasta obtener una
mezcla homogenea.

La mezcla se verte en un recipiente antiadherente para horno y se hornea de
30-35 minutos.

Servir caliente.

Galletas de Maní

Galletas de maní

Es una receta súper, pero súper fácil de preparar. Aparte de que a todos les va a encantar y es riquisima servida con mermelada de frutas. Esta es una versión apta para celíacos ya que está libre de gluten (si no tienes problemas con el gluten puedes utilizar la harina de trigo integral) Aquí te van los ingredientes.

2 tazas de maní/cacahuate tostado sin sal

1 taza de harina de arroz integral

2 cucharadas de fécula de maíz (maicena)

1/2 taza de miel de agave (u otra miel)

1 cucharita para té de vainilla

Precalentar el horno a 350°F/180°C

En un procesador de alimentos vamos a triturar el maní hasta que quede bien molido (probablemente te quede como crema de cacahuate, pero estará bien)

En un bowl mezclamos la harina de arroz con la fécula de maíz y le agregamos el maní molido, la miel y la vainilla, para continuar mezclando hasta obtener la masa.

Formando las galletas

Dividimos la masa en 20 bolitas y cada una de ellas la vamos a aplanar en la mano y luego con un tenedor para decorar.

Decorando galletas

Lo ponemos en una bandeja antihaderente para horno y lo hornemos por 10 minutos.

Galletas en al horno

Rápido, fácil, delicioso, nutritivo. Un gustito sin malestar para celiacos y también para todos los que disfrutan de los cacahuates

Galletas en paquetadas